¿Merece la pena?

Hay un tema que llevo bastante mal, y es el del trabajo. Que si, que ya se que por tener trabajo no me debería de quejar, que tal y como está la situación me tendría que dar con un cantico en los dientes y mil cosas mas… Lo siento, no son razones suficientes.

Los trabajadores tenemos obligaciones, que no nos tenemos que olvidar de ellas y tenemos que ser capaces de realizar un buen trabajo.

Pero no voy a ello, no voy a cuando la empresa por vender un proyecto se compromete a sacarlos en dos meses cuando se había estimado en cuatro meses o cosas por el estilo.

Voy a esas personas “trabajadoras” que se pegan en la oficina de nueve de la mañana a ocho de la noche y que llevan el correo del curro configurado en cuantos dispositivos estén a su alcance, que contestan a los mails un domingo a las diez de la mañana o entre semana a las dos de la mañana. Esas personas continuamente conectadas aunque el proyecto no este pasando por ninguna fase critica.

Esas personas que cuando son “jefe” esperan o exigen de la gente de su equipo esa misma actitud. Lo siento, pero yo no trago con eso y por no tragar con eso se que en mis evaluaciones siempre va a existir un apartado “no suficientemente involucrada en el proyecto”

Para mi la vida es vida y no vivo para trabajar, por desgracia trabajo para poder vivir. Mi trabajo son 8 horas diarias, habrá semanas que rendiré menos y semanas que rendiré más. Mi involucramiento con el proyecto será total durante esas ocho horas, pero después de ellas… Desconexión. Que la vida son dos días y no están para malgastarlos 😉

J piensa que las personas que he descrito son personas que no son plenamente felices en sus vidas y que por ello tienden a rellenar ese hueco con el trabajo, que para llegar a las seis de la tarde a casa y aguantar a la pareja o a los niños, pues mejor en la oficina que al menos a fin de año reconocerán la labor que ha hecho.

Tal vez esas personas, también escriban posts sobre las personas que como yo o como J no nos involucramos con nuestro trabajo y salimos a nuestra hora convirtiéndonos por ello en una panda de irresponsables.

Pero me quedo con algo que una amiga me comento nada mas entrar al mundo laboral en otro país. Aquí, si ven que te quedas mas tarde de tal hora en la oficina se juntan contigo porque pueden existir dos problemas.

  • Que tengas mas trabajo del que se puede realizar, entonces hay que mirar de repartir la carga
  • Que teniendo la cantidad de trabajo apropiado no seas capaz de sacarlo adelante durante el día por distracciones u otros temas

Me encantaría que las empresas tomaran esa mentalidad, porque si realmente necesitamos tantas horas para sacar un trabajo, a lo mejor lo que se necesita son dos manos mas, o cuatro o vete tu a saber cuantas mas…

Se ve que se acerca el fin de año y me pongo a reflexionar sobre como ha sido y las personas que en él me he cruzado.

EDITO: Gelencilla me ha pasado esta entrevista a Ignacio Buqueras y Bach, me ha parecido genial así que si tenéis dos minutos os recomiendo leerla. http://www.estarbien.com/cuerpo-y-mente/articulo.aspx?idart=306168&idcat=549&tipo=2

11 comentarios en “¿Merece la pena?

  1. Yo hacía jornadas maratonianas mientras trabajé en agencias de publicidad (ni te cuento los horarios-infierno). En cuanto tuve a mis hijas, pedí reducción de jornada y luego ya me hice freelance (todavía es así). Hay gente que no tiene vida más allá de su trabajo. Pues peor para ellos. Lo malo es que pretenden que los demás compartamos su cutre-visión. Y es cierto que esto fuera de este país la percepción es distinta, tal y como indicas: si no te alcanza el horario, o tienes exceso de trabajo o no estás capacitado para el puesto.
    Ignacio Buqueras se dedica a reivindicar la racionalización de los horarios laborales en España. He intentado adjuntarte una entrevista que guardé en pdf porque me pareció muy buena (apareció en la contra de El Periódico de enero de 2005), pero como no sé cómo hacerlo por aquí (analfabeta tecnológica que es una), te adjunto un enlace de una noticia que he encontrado googleando un poco:
    http://www.estarbien.com/cuerpo-y-mente/articulo.aspx?idart=306168&idcat=549&tipo=2

    Le gusta a 1 persona

    1. Acabo de leer el articulo y buscar sobre Ignacio Buqueras, no podría estar mas de acuerdo con lo que dice. Siento mi profesión muy identificada con aquello de muchas reuniones y discusiones y poco trabajo realizado…. La de horas que he perdido en reuniones sobre el olor de las nubes jajaja.

      He encontrado la entrevista que comentas pero es un transcripción de lo que pone, por lo que es bastante ilegible (con ??? saltos de lineas raros y demás, vamos un copy-paste de un pdf puesto en forma cutre jejeje)

      ¡¡¡¡Muchas gracias!!!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Me alegro de que te sea útil la información, a mí me consoló mucho en su día saber que Ignacio Buqueras existía, jajaja. Y me reconforta saber que tú y yo coincidimos en nuestros planteamientos de vida. ¡Abrazoso requetefuerte, solete!

        Le gusta a 1 persona

  2. Estoy de acuerdo contigo y con J. A las personas que no tienen más vida que su trabajo, está claro que les falta algo y que tienen que llenar ese vacío con horas en la oficina, en la consulta o en el bar. Que no se ofenda nadie, pero es mi opinión también.
    En mi caso, tengo la bendición de trabajar para una empresa extranjera con una mentalidad abierta que entiende que tengas tu familia y una vida más allá de la oficina. A cambio, las horas que paso en mi jornada LABORAL doy el máximo de mí y me implico todo lo que haga falta por la empresa.
    No eres ningún bicho raro 😉
    Un besico

    Me gusta

  3. Total y completamente de acuerdo contigo. No soporto a la gente que se lleva el trabajo a casa. Hay que trabajar para vivir, no vivir para trabajar!!!!
    Mi móvil personal ya procuro yo que no lo tenga ningún proveedor, ningún cliente…nadie que no considere yo que debería tenerlo vamos!
    Aquí se apaga el ordenador y el que quiera decirme algo de trabajo que se espere hasta que vuelva a encenderse, porque yo tengo una vida y me gusta disfrutarla oiga!
    Me he indignado tantas veces por culpa de que la gente no comprenda eso….que ya ni las cuento.
    “Si me das tu móvil te mando la foto de la mercancía a tu whatsapp…” “Mandamela al mail, porque mi móvil es personal” “Pero te mando la foto a tu móvil, si es solo una foto…” “Esa foto convertiría a mi móvil PERSONAL en un móvil de TRABAJO….y no cedo en eso ni un milimetro! Y no lo siento la verdad”
    Y eso me pasa una vez a la semana, como mínimo!!!!…..Pero es que también soy reacia a tener móvil de empresa, porque bastante loca me vuelven ya los dos fijos, con un móvil me tiraría por la ventana directamente! jajajaja

    Me gusta

  4. Pi, te he nominado para un Liebster Award – ve a ver http://wp.me/p4VAYc-3b
    ¿En qué consiste el Liebster Award?
    Es un premio que se entrega entre bloggers, por su esfuerzo, dedicación y constancia. Con sólo haber sido nominada ya has ganado, para ponerlo cómo gadget debes seguir

    las siguientes normas:
    a. Agradecer al blog que te nominó y seguirlo
    b. Visitar los blogs que han sido nominados junto al tuyo
    c. Responder las 11 preguntas que te hago al final de la entrada.
    d. Nominar 11 blogs con menos de 200 seguidores.
    e. Avisarles que han sido nominados.
    f. Realizar 11 preguntas para que las contesten aquellos blogs a los que has premiado con tu nominación.

    Un abrazo,
    Lola, masplacermenosdieta.com

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s